jueves, febrero 28

CRUCES


Cruces que nos marcan un lugar en el mapa, un destino, un recuerdo, y que nos indican ese lugar en el pasado o futuro al que debemos alcanzar.

Cruces que cargamos sobre nuestras espaldas o consciencias, justas o injustas, pero que amarran nuestro derrotero y nos impiden avanzar.

Cruces que multiplican, que potencian, elevando nuestras virtudes y valores hasta alcanzar quienes somos, o deseamos ser.

Cruces enterradas que recuerdan a nuestros seres queridos y extrañados, parte de nuestro acervo, de nuestra herencia y que nos dieron su ejemplo para que podamos crecer.

Cruces de caminos y de vidas, con personas que golpearon nuestra pasividad y llenaron nuestro espíritu de gozo.

Cruces de miradas, sin palabras, con mensajes y meta mensajes cultores de una relación atemporal y bizarra.

Cruces  de brazos ante una imposibilidad manifiesta de modificar lo inmodificable, de cambiar lo perpetuo, para reconocer que solo somos humanos.

Cruces de palabras, dulces e hirientes, a destiempo, sin aceptar que todo tiempo pasa y que el reloj no vuelve atrás.

Cruces de montañas, por senderos nunca antes pisados por el hombre, en busca de un destino que se esconde detrás de las nubes.

Cruces y caras, lados de las monedas que la vida va tirando mientras juega al azar con nuestro futuro.

Cruces que marcan un final, una señal de no pasar, pero solo para aquellos que nada quieren encontrar.

No hay comentarios.: