lunes, diciembre 31

PENSAMIENTOS EN SOLEDAD





Encerrado entre mis cuatro paredes, mi mente deambula buscando la salida de una situación confusa y ambigua.
La racionalidad no ayuda y la emoción deprime, y en esa selva de desapegos, la soledad planta su bandera de independencia, sin saber que pronto involucionara en una tiranía.

Eventos distractivos enlodan el camino, y lo hacen resbaladizo y mas llevadero, potenciado por la negación de nuestra mente que aun se mantiene confundida.
Personajes que surgen y se cruzan nos sacan de la monotonía perpetuada.
Pero todo es efímero. Nada logra ser duradero. Y a nuestra realidad volvemos como un hijo prodigo vuelve a casa.

Recuerdos sesgados del pasado, actúan como bálsamos momentáneos, ya que no cuentan toda la verdad de porque estamos donde estamos.
Los caminos hacia la meta deseada, no están acompañados de verde prados, sino por rocosos e intrincados senderos que desalientan al más tenaz explorador.

Pero somos luchadores por naturaleza, y sabemos que al final nos cruzaremos con su mirada alegre y profunda.
Veremos sacudir por las brisas del suave viento su cabellera libre.
Seguiremos la sombra finamente contorneada, reflejo de su cuerpo sensual.
Imaginaremos la sensación de frescura de nuestros dedos deslizándose por su suave piel.
Nos extasiaremos por su interior, profundo y exacto.
Y finalmente nos empalagaremos con sus labios sabor a miel.

Por que tras el esfuerzo, los momentos de caídas y levantadas, encontraremos lo que buscamos...

No hay comentarios.: