martes, agosto 14

EL NIDO



El cascarón se rompió suavemente, sin el menor ruido. Como no queriendo alertar de su llegada.

Primero asomo la cabeza. Miró, exploró, la giro para ambos lados, y sin todavía entender la situación sus aún débiles alas lo ayudaron a salir totalmente del cascarón; parte refugio, parte aislamiento, parte ante sala de la vida.

Una vez fuera, con torpeza pudo pararse con sus frágiles patitas, y anduvo un par de pasos inspeccionando el terreno.

Todo a su alrededor era nuevo, indescriptible, inentendible.
Seres parecidos a el, en su misma situación, caminando en círculos y piando. El los imitó, como queriendo ser parte del grupo, buscando pertenecer y aprender.

Se sentía libre, sin ser totalmente consciente de lo que ello significaba, el ser dueño de su destino. De no depender de nadie para bien o para mal. De tener que definir que es lo que haría de su vida, y poner su esfuerzo en pos de ello.

Atrás había quedado lo conocido, lo seguro, lo limitado.
Ese refugio que lo confundió con su calor y comodidad, donde cada momento era igual al anterior, y al próximo. Donde la incertidumbre y la aventura eran palabras desconocidas.

A esta altura ya sabía lo que no quería, esa falsa seguridad, pero seguía confundido sobre lo que buscaba.
Es cierto que aun era muy pronto para ese planteo, pero su ansiedad podía más que el proceso racional.

Siguió el camino de sus semejantes, de aquellos que estaban en su misma situación. Picoteando un poco acá, y un poco allá, pero no le alcanzaba. Se sentía vacío, como si no hubiera probado bocado.
La verdad que necesitaba algo más sustancioso, más duradero.
Necesitaba sentirse lleno por más tiempo.

Sabía que para lograr esto tenía que moverse, buscar otros grupos, otros horizontes.
También era consciente que buscar no era sinónimo de encontrar. Que una no era consecuencia directa de la otra.
Es mas, muchas veces la vida se evapora entre las manos, buscando sin nunca encontrar.

Pero esto no lo desanimó. Al contrario lo cargo con más fuerza para seguir, para continuar sin bajar las alas......

No hay comentarios.: