miércoles, julio 4

VIENTO


Viento que nos empuja a movernos por los senderos intrincados de un mundo excitado por su propia confusión.

Viento que sacude nuestras entrañas, derrumbando los pilares de una personalidad que supimos construir, angustiados por dudas de un futuro por venir.

Viento que nos aleja de nuestras metas impuestas por una cultura estancada en el tiempo, de la cual quisimos escapar.

Viento que amontonas a la gente, que a pesar de ser diferente, terminan teniendo objetivos en común y que no dudan sumar sus fuerzas y sus destinos.

Viento  que separas a quienes nos rodean para que cada uno siga su ruta, independizando su presente del cordón umbilical.

Viento que enfrías nuestros enojos que cargamos en nuestras mochilas, y nos empujas al calor del fuego, el cual reflota nuestras pasiones distraídas.

Viento que susurras mensajes secretos, escondidos dentro de botellas milenarias, que transmiten los conocimientos de la eterna juventud.

Viento que arrasas sin piedad ni tolerancia, enfundado en un enojo que estremece, y que nos hace sentir pequeños ante los designios de la naturaleza.

Viento generador de energía, y propulsor de proyectos emergentes, de ideas poco trabajadas por los grandes soñadores.

Viento testigo del paso del tiempo, espectador y protagonista de la historia de la humanidad, de la cual evitaste ser cómplice de nuestros errores.

Viento dominador de la naturaleza, que apaga el fuego y sacude a la lluvia, socavando a la tierra, para ocupar tu magno lugar dentro de los elementos.

Viento que algún día llevaras mi alma cansada a buscar su lugar de reposo eterno, hasta que de nuevo decidas despertarme para volver a andar.

1 comentario:

Lhurgoyf dijo...

Me ha gustado como todo loque he leido aqui, un saludo ;)