viernes, junio 15

DESPERTAR

Los ojos se abren lentamente y van dejando lugar a que avance una luz tenue, que con su suave sinfonía va despertando nuestros adormecidos sentidos.

Luego de un letargo nocturno, los cables de la coherencia se van conectando para que la energía fluya, y le de fuerza a nuestra mente y cuerpo, sinónimo de movimiento, sinónimo de vida.

La angustia de la oscuridad, y la confusión se desvanecen ante el lento y constante avance de la luz del amanecer. Un amanecer impredecible, nuevo y desafiante, que nos invita a ser curiosos para internarnos en los laberintos del día a día.

Atrás quedaron los sueños inconclusos que nos acompañaron en nuestra danza nocturna, cargada de cansancio y soledad.

Atrás quedaron los sobresaltos incomprensibles, de lo que pudo ser un recupero de serenidad para nuestro estado de animo alterado, y castigado por los desencuentros del día ya enterrado.

Atrás quedaron las suaves y perfumadas sábanas que dieron refugio a tu ser, ahora descontracturadas y castigadas por las vibraciones que tu cuerpo supo transmitir.

Ya no me quedan fuerzas para retener al tiempo, el cual me obliga sin consideración alguna a que me despierte y enfrente al futuro.
La negación innata a lo desconocido se envuelve en una batalla épica con la inconsciente búsqueda de lo desconocido.

Y es así como comienzo cada día. Con ese impulso que me lleva a disfrutar de lo desconocido, de lo que vendrá, renunciando a ser espectador, y disfrutando del rol que decido asumir en esto que se llama vida.

2 comentarios:

Lhurgoyf dijo...

Me gusta como describes las cosas, y espero que como cada mañana la próxima sea igual de buena, saludos.

Lhurgoyf dijo...

Hola me gusta mucho como describes las cosas, un saludo, y espero Mañana despiertes con una mañana así de buena ocmo la que describes.