viernes, mayo 18

LA COPA DE VINO


Jugo de vida exprimido de la uva, y custodiado por semidioses de roble hasta que la añejada madurez le permita expresarse y liberarse al mundo para demostrar su poderío sensorial.

Campo imantado que congrega a gente con pasiones similares, dispuestos a embriagarse de momento inmemorables, regando brotes de amistad y amores que se desarrollan a su alrededor esperando la madurez de toda relación.

Combustible impulsor de personalidades esquivas, destructor de murallas emocionales, carismático líquido que guía los instintos humanos, y los pierde en el laberinto de la vida, junto a caminos impredecibles y misteriosos.

Musa de artistas consagrados, y de inocentes e imberbes soñadores, que vuelcan sus sentimientos en telas, escritos, o partituras, comunicando sus penurias y anhelos para que un mundo de incrédulos e insensibles despierten de su letargo.

Intensidad de colores rojizos, amalgamados con aromas a frutos del bosque, cítricos, o dejos de madera del arcón de los recuerdos, que evocan momentos memorables grabados en nuestra alma con el suave cincel del artista que llevamos dentro.

Protagonistas de festejos; encuentros y desencuentros; recuerdos y amnesias forzadas por los corazones rotos, pero no desintegrados, los cuales buscan la salida al sufrimiento y el recuentro con una nueva historia.

Testigo inequívoco de hazañas históricas. Silencioso invitado al final de batallas y campañas en tierras bañadas de sangre, de cuyo color se mimetiza para no ser descubierto.

Lenguaje universal, y transgresor de capas sociales. Perturbador de la moral y las buenas costumbres. Alborotador de la calma y la pasividad. Disparador de alegrías y desenfrenos. Ahuyentador de modorras y caminos rectos.

Remedio, bálsamo, loción curativa de los males del alma y el corazón. Generador de demencias. Silencioso agente corrosivo de la vida programada. Anfitrión de aquellos que quieren vivir estando vivos.

Por todo ello y por mucho más levanto la copa, y me elevo en busca de una mujer que comparta mi brindis, y se entregue al después……..

No hay comentarios.: