martes, marzo 27

LA CHICA CON LOS PIES MÁS VALIOSOS QUE LOS DE MESSI


Su fuerte no era el fútbol, ni la danza.

Tampoco era modelo de alguna marca famosa de zapatos, ni mucho menos la moderna cenicienta a la que el príncipe azul seguía buscando para calzarle los diminutos zapatitos de cristal.

Ella tenía un pie pequeño, acorde con su estatura y figura. Lo que se dice un balance y equilibrio perfecto. Todo en su justa y sana medida.

Era una chica alegre y especial, despierta al mundo y a su exploración. Libre e independiente como animal salvaje que no se deja enjaular.

Cuenta la leyenda que quien conquistase esos delicados pies, encontraría la llave para acceder a su cuerpo y alma.

No eran de oro, ni de cristal. No eran de seda, ni de porcelana.

Pero habían sido diseñados por un poder divino, cuyo molde se destruyó, y sus restos fueron esparcidos a los cuatros vientos para evitar que fueran copiados.

Eran el eje de su cuerpo. Los que marcaban su andar, su paso por este mundo.

Un paso imperceptible, silencioso, como si no tocase el suelo. Como si caminase en el aire, o sobre un campo de algodones.

Besos, cosquillas, pétalos de jazmines, y perfumes de los más diversos fueron utilizados como armas de seducción, con el mismo y fracasado final.

Muchos conquistadores perdieron sus almas intentando domar a esa sublime pertenencia.

Otros tantos sucumbieron a la locura, como único premio a la imposibilidad de poseerlos.

Pero ella sigue. Libre e independiente. Caminando por la vida, y dejando una suave y tenue huella al andar……..

No hay comentarios.: