lunes, marzo 7

ME CAIGO Y ME LEVATO


Mi padre, que Dios lo tenga consigo, solía utilizar unas puteadas que hoy se las vería como graciosas. A modo de ejemplo: la punta del obelisco; bolas triste, me cacho en diez entre otras, y me caigo y me levanto.

Esta última siempre me llamó la atención. En realidad más que una puteada, parece una actitud frente a la vida. Me caigo y me levanto, o sea, nada me va a frenar. Ante el mal tiempo buena cara.

Reconozco que él la usaba más como una puteada que como una actitud frente a la vida, aunque por suerte a mi quedó como una reflexión.

La vida no es ni buena ni mala. Las cosas que nos ocurren pueden ser generadas por nosotros o no, pero como las encaramos depende totalmente de nosotros.
Hay gente que frente a la desgracia siguen cayendo, y otros ante la misma situación renuevan sus poderes.
Yo me considero parte de este último grupo.

No digo que uno sea inmune, pero no soy de los que se quedan abatidos. Suelo tener un duelo de 24hs, y adelante. Me encantan los desafíos. Y cuando las cosas se ponen difíciles suelo tener más fuerza.
Esto me hace acordar al título de una película muy mala “Retrocede nunca, rendirse jamás” de Jean Claude Van Damme.

Estoy pronto a cumplir 50, con lo cual se supone que algo de experiencia en la vida he adquirido, y a veces me dan ganas de transmitir algunos consejos a quienes quieran escucharlos:

1. la vida es única, y hay que vivir cada día con intensidad
2. uno es dueño de su destino, más allá de que algunos se interpongan en el mismo
3. buscar justificaciones de porque nos pasa tal o cual cosa puede ser un paliativo, pero no sirve de nada
4. el pasado nos puede servir como experiencia, pero el futuro es incierto con lo cual hay que estar preparado para lo desconocido
5. cargar la mochila con el pasado nos va a frenar el avance
6. lo que nos resulto exitoso en el pasado no necesariamente puede llegar a serlo en el futuro
7. las crisis son oportunidades, más allá del sufrimiento
8. rodéate de gente que tenga tus ideales, y conforma un equipo para llegar a la meta. Llegar solo es difícil y triste
9. abrirte y mostrar tus debilidades, no te hace vulnerable, sino humano, y con humanos es como se conforma un buen equipo
10. quien no conoce una derrota no valora una victoria
11. llegar al podio y ver a la familia de uno entre la multitud es más importante que el podio mismo
12. no es cierto que en la cima este uno solo, salvo que para llegar haya trepado sobre otros
13. la motivación viene de adentro. No la esperes desde afuera
14. para llegar primero tenemos que saber a donde queremos ir

Podría seguir. Hay muchos que los podemos encontrar en los libros de autoayuda, lo que confirma que las experiencias y las conclusiones que se obtienen son parecidas para todos.
Por eso aprende de los demás, y pónenle tu cuota de inspiración a la vida.

No hay comentarios.: