domingo, junio 28

YA VOTE, Y….?


Después de un bombardeo de campaña, con muy poco nivel intelectual, llegó finalmente el 28 de Junio, fecha de elección de LEGISLADORES…. Aclaro porque pareció durante toda la campaña que se estaba eligiendo al emperador de toda la galaxia, o a un semi dios. En fin son nuestros fanatismos, y de creernos que somos el ombligo de todo.

Mañana, una vez que se sepan los resultados, todo seguirá igual. Seguirá el país sin un plan a largo plazo. Sin políticas de estado. Con rencores personales, que nada ayudan al simple ciudadano. Con los mismos pobres que siempre, y creciendo. Con los enfermos del dengue y la gripe A. Con gran cuñado. Etc., etc., y más etc.

También mañana se analizará quien perdió. Quien gano. Quien será presidenciable. Quien deberá tejer nuevas alianzas. Quien se cambiará de bando. Etc., etc., y más etc.

Y mientras tanto me pregunto, ¿Por qué desde 1983 hasta la fecha la política sigue en deuda con la ciudadanía? ¿Por qué el país sigue navegando a la deriva en el mar del progreso? ¿Por qué los habitantes nos hemos convertidos en escépticos?


Podemos buscar culpables, pero solo los encontraremos dentro del país. O sea entre nosotros, que es casi lo mismo que decir nosotros.

Muchos dirán: “pero si yo no me dedico a la política”. Todos nos dedicamos a la política, por culpa o por omisión.
Otros dirán: “pero si manejan la caja, y se aprovechan de la pobreza para tener los votos cautivos”. ¿Y que hacemos nosotros para combatir eso? ¿Podemos?

Esta demostrado que con el voto, hoy no podemos. Entonces hay que pensar a futuro.

Sarmiento dijo: “La educación ha de preparar a las naciones en masa para el uso de los derechos que hoy no pertenecen ya a tal o cual clase de la sociedad, sino simplemente a la condición de hombre.” (…) “El poder, la riqueza y la fuerza de una nación dependen de la capacidad industrial, moral e intelectual de los individuos que la componen. Y la educación pública no debe tener otro fin que el aumentar esta fuerza de producción, de acción y de dirección, aumentando cada vez más el número de individuos que las posean”

Más frases sobre la educación:

“Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres”; Pitágoras

“El objeto de la educación es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos, y no para se gobernados por los demás”; Herbert Spencer

“El principio de la educación es predicar con el ejemplo”; Turgot

“La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón”; Howard G. Hendricks

“La naturaleza hace que los hombres nos parezcamos unos a otros y nos juntemos; la educación hace que seamos diferentes y que nos alejemos”; Confucio

“La parte más importante de la educación del hombre es aquella que él mismo se da”; Walter Scott

“Quizá la obra educativa que más urge en el mundo sea la de convencer a los pueblos de que su mayores enemigos son los hombres que les prometen imposibles”; Ramiro de Maeztu

“Una cosa es saber y otra saber enseñar”; Marco Tulio Cicerón

“No deja de ser humillante para una persona de ingenio saber que no hay tonto que no le pueda enseñar algo”; Jean Baptiste Say

“Enseñar a quien no quiere aprender es como sembrar un campo sin ararlo”; R. Whately

“Acusar a los demás de los infortunios propios es un signo de falta de educación. Acusarse a uno mismo, demuestra que la educación ha comenzado”; Epicteto

“La educación consiste en enseñar a los hombres no lo que deben pensar sino a pensar”; Anónimo

“Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida”; Pitágoras

Podría seguir, pero creo que está claro. Si queremos lograr el cambio empecemos por la educación. En casa; en el trabajo; en el barrio; en el club. Donde podamos.

Participemos de ONG, busquemos a los religiosos que están comprometidos con los necesitados. Salgamos de nuestra “zona de confort”.

Si no metemos los pies en el barro, es difícil cambiar algo, y solo seguiremos votando.

En el próximo post: Argentina: crisis de valores

sábado, junio 13

ULTIMAS LECTURAS

Hoy voy a comentar brevemente mis últimos tres libros leídos.

Trend Following de Michael W. Covel


No me gusto, aunque se deje leer. Esperaba más, a pesar de que ha sido Bestseller en USA. Como su nombre lo indica, se enfoca en la estrategia de inversión de seguir la tendencia. Parece básico, pero no lo es, ya que implica ser paciente para determinar cuando hay tendencia en un mercado, y por ende no estar comprando y vendiendo todo el tiempo.
También asume esta estrategia de inversión, pasar por periodos de fuertes pérdidas, pero demostrando que la misma supera a cualquiera en el largo plazo.


Lamentablemente no profundiza en como determinar cuando se ha comenzado una tendencia, o cuando entrar, y cuando salir de la misma. En realidad dedica el libro a demostrar que esta estrategia es muy exitosa.
Para ello, también se apoya, en relatos sobre los traders más notorios y exitosos, que obviamente siguen la misma: Ed Seykota, Bill Dunn, John Henry, y Richards Dennis entre otros.
Prefiero recomendar los libros de
Jack Schwager Market Wizards, y The New Market Wizards los cuales contienen amenas, e interesantes entrevistas a dichos personajes.


Thirteen Days de Robert F. Kennedy


Excelente. Es un repaso pormenorizado de la Crisis de los misiles en Cuba a fines 1962, la cual pudo haber terminado en una guerra nuclear, pero que la habilidad del entonces presidente John F. Kennedy y su equipo evito que se llevara a cabo.
En el libro se relatan los acontecimientos, y la forma en que fueron abordados, y todo aquello que se debe evaluar en un proceso de negociación a gran escala.
Este libro junto con The Kennedy Tapes editado por Ernest May & Philip Zelikow, y Essence of Decission de Graham Allison & Philip Zelikow (ambos pendientes de lectura), conforman una excelente trilogía sobre este episodio, si uno lo quiere analizar desde el punto de vista de los que son las negociaciones en el arte de la diplomacia.
Algunos puntos que sobresale en el libro sobre el proceso de negociación:
mantenerse fuerte de ser posible
mantenerse tranquilo, y con ilimitada paciencia
nunca arrinconar al oponente, y siempre ayudarlo a que quede bien parado
ponerse en los zapatos del otro, y ver la situación con sus ojos

El Cisne Negro de Nassim Nicholas Taleb


Excelente. Se enfoca en lo improbable, y como debemos tirar por la borda todo lo que hemos venido aplicando hasta el presente para predecir eventos sean económicos, sociales, físicos, etc.
Taleb nos permite ver el mundo desde otra perspectiva, y partiendo de algunas premisas de que no somos concientes de lo poco que sabemos, lo cual nos hace perder noción de la realidad y por ende tomar decisiones incorrectas sobre el futuro.
Para él los humanos creemos que la innovación se puede planificar. Sin embargo, las innovaciones importantes suelen ser descubiertas por accidente, pero no se reconoce así cuando escribimos la historia
En la estadística uno se concentra, en general, en la distribución normal o gaussiana, desestimando las puntas de la misma. Taleb nos demuestra cuan importante y los efectos que se generan a partir de tal equivocación estadística.

Cuando uno lee este libro siente que muchos de los conocimientos adquiridos en estadística, economía, ciencias sociales, manejo de inversiones, y muchos más, no sirven para nada. Y de hecho, el libro trae cantidad de ejemplos donde esto queda demostrado.
También nos muestra que los hechos son impredecibles, aunque luego le encontremos una explicación expost que nos permite vivir con más seguridad en un mundo impredecible.
Lo recomiendo leer, pero les advierto que les cambiara de raíz la manera que tienen de ver las cosas.