jueves, septiembre 4

BIENAVENTURADOS LOS POBRES YA QUE AHORA SON DUEÑOS DE AEROLINEAS


Ayer se aprobó la ley de estatización, o restatización como les gusta decir a algunos, de Aerolíneas Argentinas y Austral. Finalmente volvemos a tener línea de bandera, ya que la Argentina tiene todas las otras necesidades básicas cubiertas. Es un síntoma de que el modelo progresista - kirchnerista funciona.

A veces me pregunto que es lo que atrae tanto a los argentinos como seamos dueños de las empresas. El estado probó ser un inútil total, y corrupto en el manejo de cualquier negocio. Pero también se le puede atribuir los mismos calificativos para controlar las empresas privatizadas. Es como que quiere sacarle jugo cuando las empresas son del estado, para después privatizarlas mal, hacerle la vida imposible en general con reglamentaciones y el apoyo de los gremios, para que luego vuelvan a sus brazos de oso, y poder seguir sacándole el jugo que lamentablemente nunca se acaba.

Paradójicamente son los peronistas los que las privatizan, y luego las estatizan. Creo que tienen un problema psicológico que atender.

Pero veamos un poco que dudas me deja esta nueva vuelta de calesita.


¿Cuáles son los verdaderos activos y pasivos de la empresa?
¿Cuántos aviones tienen en condiciones de volar?
¿Cuántos aviones de los que no funcionan pueden ser recuperados?
¿Cómo se transferirá la empresa al Estado?
¿Cuánto nos costará dicha transferencia?
¿Cuál es la pérdida operativa actual de las dos líneas aéreas en su conjunto?
¿Con que fondos se pagará la transferencia, y se cubrirá la pérdida operativa?
¿Se afectará algún rubro del presupuesto para hacerse de esos fondos?
¿Estamos generando un nuevo juicio contra la argentina?
¿Cuál es el modelo de negocio que se encarará?
¿Quién gerenciará la empresa?
¿Hay personal idóneo para gerenciarla, o se deberá incorporar directivos del sector privado?
¿Cuántos cargos políticos se piensa crear?
¿Habrá alguna reestructuración de personal dado que según se sabe hay 300 empleados por avión, siendo un número razonable entre 60/70 empleados por avión?
¿Cómo se renovará y ampliará la flota, dado que el país no tiene crédito para este tipo de transacciones?
¿Por qué la empresa la pagaremos entre todos, y solo a los empleados de la misma se les otorgará hasta un 10% del paquete accionario?
¿Cuál es la responsabilidad del secretario de transporte Ricardo Jaime en toda esta historia?
¿Y la de los sindicatos?
Aclaración: no pregunto sobre la responsabilidad que tuvo el grupo Marsans ya que es de público conocimiento

Como vemos hay muchas nubes en el horizonte de esta línea de bandera. Me preocupa que bajo esta situación nebulosa el congreso haya aprobado alegremente esta ley con impacto que tendrá sobre los bolsillos de los argentinos.

Peor lamentablemente ya estamos acostumbrados. Nuestra presidente acaba de anunciar que cancelará la deuda que el país tiene con el Club de París utilizando reservas que no son de ella. Para colmo cancelamos una deuda barata, para luego endeudarnos con “nuestro” socio Chávez a tasas del 15%.

Pero no importa ya que este es un modelo progresista, y nos merecemos una línea de bandera "progresista".

No hay comentarios.: