lunes, junio 16

P4R...... (PEÓN 4 REY)



El ajedrez es un juego de estrategia. Hay muchos que lo juegan, pero como en todo juego de estrategia hay pocos que se destacan. Una de las claves en este juego es analizar las posibles consecuencias, antes de mover una pieza: que pieza moveré primero, como contestará el oponente, como le contestaré luego, y así tratar de figurarse mentalmente los distintos caminos posibles y elegir el mejor.

Mover una pieza sin analizar las respuestas es típico de un novato, el cual lo más probable que no llegue muy lejos. Una mala movida inicial condiciona al resto de la partida.

Esta clave del ajedrez es posible aplicarla a todos los órdenes de la vida. Esto se ve muy claro en los deportes de equipo. Como se posicionan, las marcas, los cambios. Todo tratando de avanzar en pos del objetivo, pero previendo las respuestas del oponente.




Y que decir de la política, especialmente cuando uno ocupa una posición ejecutiva. El mejor ejemplo lo vemos hoy entre las decisiones de nuestra presidente y las reacciones del campo.

La implementación de las retenciones sin prever la reacción del campo, los efectos sobre la cadena de abastecimiento, la postura de los camioneros autoconvocados, la reacción de la gente ante actitudes de soberbia, y otros ejemplos más, demuestran que dicha medida fue tomada sin el menor análisis.

A partir de esa primera medida, el gobierno ya quedó condicionado para el resto de la partida. Su siguiente movida fue la de redoblar la apuesta, atacar en vez de ordenar su defensa. Poco a poco lo único que logro es que se reagrupara el oponente, logrando un bloque más compacto, y más difícil de derrotar.

El centro del tablero, más allá de los movimientos de choque de los peones D’Elia y Moyano, fue perdido a manos de las piezas que reclamaron un cambio de la actitud del gobierno.

Finalmente, hoy en la peor movida de esta partida, de las agresiones verbales y las acusaciones de parte del gobierno, se pasó a la represión. Acá se le cayeron todas las banderas al gobierno quien no solo permitió esta forma de protesta (que no comparto ante ningún reclamo), sino que en muchos casos la fomentó. Ahora no tienen a los productores y a los camioneros cortando las rutas. Ahora tienen a miles y miles de pobladores de los pueblos del interior sumándose a los anteriores. También se han realizado cacerolazos en distintas ciudades del país en apoyo a los productores.

Todavía la partida no terminó. El gobierno tiene elementos para levantar su situación, y llegar a lograr tablas con dignidad, donde los que terminarán ganando seremos todos. Pero esto depende que la próxima movida sea correcta.

Por último sería recomendable que la presidente lea algún libro sobre ajedrez, especialmente en lo que se refiere al sacrificio de la dama en post de la defensa del rey. No vaya a ser que su entorno decida la peor de las jugadas.


No hay comentarios.: