domingo, diciembre 2

TENGO UNA VACA LECHERA, NO ES UNA VACA CUALQUIERA….


…me da leche merengada,
Hay que vaca tan salada.

Tolón, tolón!

Tolón, tolón!


¿Se acuerdan de esta canción infantil? En Argentina, en breve, habrá que modificarle la letra. La última semana, a modo de protesta, varios tamberos enviaron vacas lecheras al matadero. Resulta que con la presión de Moreno, que parece fue confirmado para seguir con Cristina, tienen que venderle la leche a los productores, algunos de ellos en bancarrota (Sancor, Mastellone), a un precio por debajo de su costo de producción. O sea a pérdida. Conclusión, les va a resultar más económico deshacerse de las vacas y pasarse al negocio de la soja. Ergo, el país de las vaquitas terminará importando leche.


En economía hay una máxima que dice más o menos así: “En economía se puede hacer cualquier cosa, menos evitar las consecuencias.” Esto es lo que nos esta pasando hoy en la argentina. Se ha destruido la brújula que guía a cualquier país, el sistema de precios. Un país sin precios toma decisiones equivocadas. Invierte donde no debe, y no invierte donde se necesita. Y todo por mantener un índice de inflación ficticio.


Todos sabemos, porque lo que hemos sufrido, cuales son los males que produce la inflación, especialmente en los segmentos más necesitados. Reconocer en argentina que hay inflación, con las heridas que tenemos, es desatar una corrida de aumentos de precios, salarios, dólar, que nos lleva indefectiblemente al caos. El gobierno lo sabe. Pero no sabe como resolverlo, por ende esconde el problema. Mientras tanto la gente es más pobre.
Repasemos un poco en que situación esta el barco a quien le escondieron la brújula.

Los precios de la energía y el combustible están atrasados. Eso lo sabe todo el país. Pero claro, como vamos a aumentar el precio a esas empresas capitalistas que se llevan toda la ganancia afuera. Por ende lo dejamos como está. Esto lleva a que el consumo siga creciendo, ya que el precio no lo frena. Se compran más aires acondicionados, más autos, etc. Claro, los que pueden.
Por otro lado, a este precio, y con este manejo arbitrario de precios, las empresas no invierten, no generan mayor oferta.
Mayor demanda y oferta constante…………BUMMM!!! (a comprar velas).


Por otro lado se manejan los precios de los alimentos. Sube la papa, se presiona para que se vendan papas a un precio fijado por Moreno. Claro, después hay que encontrar donde se ven, pero el Indec parece que las consiguen ya que eses es precio que toman. Sube el tomate, lo mismo. Claro todo esto para el que puede. Mientras tanto la plata no alcanza.

Otra forma que utiliza el gobierno para aplacar los aumentos es mediante subsidios. Las empresas mantienen los precios, la gente sigue consumiendo (o mejor dicho aumenta su consumo), pero la diferencia la pone el gobierno vía un subsidio a la empresa. En realidad el gobierno la pone de los impuestos que pagamos los argentinos.
No importa que se subsidie al transporte de pasajeros o los trenes de Cap.Fed. y Gran Bs As, pero que lo paguen todos. Los pobres del Chaco y Formosa felices. Total ellos toman colectivos todos los días.
Ah, me olvidaba. La mayor cantidad de votantes está en Cap.Fed. y el Gran Bs As. Coincidencias que le dicen.

El Titanic va derecho al isberg, pero como siempre los pobres viajan en tercera clase.

1 comentario:

Victor dijo...

Muy bueno el "bols" ... me gusto.
Saludos