sábado, enero 20

PINAMAR, ESPEJO DE LOS DEFECTOS ARGENTINOS


Este año me toco. No pude escapar de la costa argentina. A veces los adolescentes ganan, y a uno no le queda otra que ceder. Más vale perder una batalla y no la guerra. Así que acá me tienen. Disfrutando de la ciudad de los adolescentes (padres e hijos).La verdad que es un lugar ideal para analizar lo que somos.


Primero, no me sorprende cuando aparece que los argentinos figuramos entre los que más celulares por habitante tienen. En la playa suena uno y se ve corriendo a todos a buscar en sus bolsos a ver si es el propio. En la orilla ya no se escucha el ruido de las olas. Las conversaciones entre celulares le sacaron el lugar. Hasta hay mensajes de texto que reemplazan el dialogo entre padres e hijos: “Mamá me voy al mar”. ¡Todos conectados!

Segundo, los cuatriciclos. No se sabe si los padres los compran para ellos, o para sus hijos, o si los hijos los compran para ellos o los padres. ¿Registro? ¿Casco? De que estamos hablamos, estamos de vacaciones en la costa argentina. No exijan normas de países serios (¿adultos?). ¡Total los accidentes de cuatriciclos por verano son pocos! ¿Algún lisiado? ¿Algún muerto? El costo es bajo versus la felicidad de manejar uno de esos vehículos. Las normas de tránsito, bien gracias.


Tercero, la bebida. El agua....., en el mar; el alcohol....., en el estomago de los jóvenes. Y cuanto menores sean, mejor. ¿Sino como recupero la inversión de mi boliche durante el verano? En los diarios y en la TV aparecen estadísticas, notas, análisis sobre el alcohol en el verano: ¡Cada vez se toma más! ¡Se vende alcohol a menores! Etc. Pero nadie hace nada. Total es el “tema musical” del verano.


Cuarto, la ruta 2. Que bueno que se convirtió en doble carril, así uno va tranquilo por el suyo, mientras un loco va a mil, se cruza y mata toda una familia. Él ileso. Los controles bien gracias. Según las estadísticas en los primeros quince días se superaron los accidentes de todo Enero del año pasado. Pero no toda la culpa la tienen los que van rápido. Hay algunos que van mirando el paisaje por el carril rápido. No dejan pasar, y menos usar el guiño para pasarse de carril. La verdad cada vez se maneja peor y por ende se generan más accidentes.


Podemos seguir. Pero ya el punto fue clarificado. La falta del cumplimiento de las normas (anomia), es el peor de nuestros males. Unos no la cumplimos por comodidad. Otros no la hacen cumplir por,¿negocio? Es llamativo que se violen todo tipo de norma en el verano a la vista de las autoridades, y estas no hagan algo. No vaya a pasar que Pinamar deje de ser un lugar donde "se pueden hacer negocios", perdón, ir de vacaciones.


Seamos adultos. Exijamos a nuestros hijos, y a las autoridades a que se cumplan las normas, y demos el ejemplo cumpliéndolas. En el largo plazo todos estaremos mejor.

4 comentarios:

Mer dijo...

Es que hay muy pocos adultos en este país!!


Mercedes

martita dijo...

EXTRAÑA SITUACION,ESTIMADO.me refiero a la suya:solo ver un pequeño porcentaje de los jovenes y pensar que todos son asi.una verdadera pena.
un rezago mas de la anticultura menemista......de la omnipotencia de esa pseudo-posmodernidad en que nos sumergimos/sumergieron/dejamos que nos sumerjan
un modelo de seres que son todos pequeños dalmassitos.....

EAR dijo...

martita:

tal vez no fui muy claro en mi post, pero lejos está de querer incluir a todos los jovenes, y menos ser "un rezago de la anticultura menemista". Primero los ejemplos que tome, están más dirigidos a los adultos que a los adolescentes. Segundo, no considero que todos los adolescentes caigan en la misma volteada, pero ya con lo que se vé es suficiente como para que algo hagamos, ¿o tenemos que esperar que el porcentaje sea alto para recién actuar? Y tercero, mi intención es lograr un llamado a la reflexión de lo que debemos hacer como sociedad.
Respeto tu opinión, no la comparto, pero me pareció importante aclarar la intención de este post, ya que tal vez no fui claro.
Saludos y gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

Soy padre de 2 jóvenes que desde chicos veranearon en Pinapalmer junto con a mi mujer a mí. Creen que me equivoqué de balneario, no de ninguna manera, me estoy refiriendo a ese boliche ...KU que tiene alrededor una playa Pina...bueno ahora no me acuerdo como se llama.Claro les parecerá un chiste pero es la pura realidad señores. Esa ciudad distante a 360 km de Bs As cuyos fundadores desearon convertirla en una balneario alternativo a Mar del Plata y con un estilo más de villa marítima que de ciudad con mar hoy se moririan si vieran en lo que se ha convertido. Pinamar está en manos de una banda de narcotraficantes que se apoderó hace unos 15 años de este balneario de clase media a media-alta que supo en épocas mejores competirle mano a mano a Punta del Este. Esta historia empieza cuando llega a la intendencia este nefasto personaje llamado Blas Altieri, representante de la más rancia estirpe narcolavadora con amplias conexiones con el cartel de Cali. Es este mismo personaje que le dió cabida al mayor traficante de cocaína del país, llamado Duhalde, al cartero asesino Alfredo Yabrán,al otro cartero que nunca pudo demostrar el origen de su dinero, Oscar Andreani, y sigue la lista: Carlitos Menen, y el otro mafioso, socio en esta usurpación de Pinamar llamado De Vito,etc etc. Pero claro que para parecerse a Marbella, refugio de capitales manchados por la droga y la corrupción faltaba "el negocio de la noche".Y entonces...cha.. cha..chan aparece ¿adivinen quien?...CORRRRECTO...diría la analfabeta y blonda conductora de TV, nada más ni nada menos que el símbolo más elocuente de todo esto que estoy mencionado: KU y EL ALMA. Si mis amigos, ¿que otro negocio mejor para blanquear/lavar dinero que una disco, un balneario o un casino, donde no hay factura de nada, donde se puede inventar la cantidad de asistentes, donde todo se paga en efectivo ya que las tarjetas aquí no sirven?
Para eso ¿quien mejor que Gustavo Palmer, el enemigo Nº1 de la adolescencia argentina? para administrar la fortuna de sus patgrones.
Y así con esta telaraña de excecrables personajes Pinamar o Pinapalmer,como Ud. prefiera ,fue cambiando su fisonomía donde las familias tradicionales (los Aleman, Cafiero, entre otros) dejaron de frecuentar el balneario y en su reemplazo se llenó de adolescentes de clase media, media-baja cuya mayor aspiración es poder entrar a KU_EL ALMA y para lo cual arbitran todos los medios lícitos e ilícitos para cumplir con su cometido.Es así como también la tradicional rotonda de Bunge y Libertador se puebla de ...conourbano bonaerense...dispuesto emborracharse con cualquier bebida a su alcance, insultar a las pocas minitas de clase media y media-alta que todavía frecuentan estas tristes playas, robar a otros jóvenes o ingresar a alguna vivienda para apoderarse de lo que puedan.
En fin no quisiera extenderme más sobre esta Marbella del subdesarrollo y comienzo a despedirme, no sin antes anticiparles que esto no cambiará, porque mientras haya ilusos que compran propiedades en una ciudad donde no votan ya que solo la visitan en verano, el corrupto Blas Altieri y su banda seguirán siendo indefinidamente electos por los pobres infelices que residen en SU ciudad a quienes les compran el voto, al mejor estilo K, con chapas para sus techos, colchones o permisos para trabajar de trapitos en el verano.Como verán todo con muy poco dinero.
Y por último estamos nosotros, los idiotas útiles, esos que entre otras cosas no sabemos ponerle límites a nuestros hijos y que veranemos en Pinapalmer con tal de que no nos jodan en esos pocos días al año en los que deseamos...¿¿¿descansar???.