miércoles, diciembre 13

EL PHOTOSHOP Y LA ECONOMIA


El PhotoShop es un software que nos permite alterar fotos para mejorarlas o hacerlas más graciosas. Se utiliza mucho en el mundo de la publicidad o en la edición de revistas.
Por ejemplo han circulado varios emails donde se muestran actrices o modelos de nuestra época, luego de pasar por el Photoshop: (link). Todo producto del PhotoShop.
Es un buen producto para mostrar la realidad dibujada, pero no por eso se logra que la realidad cambie.

La economía, mal que le pese a muchos, está regida por leyes fácticas, o positivas, de las cuales no se puede escapar. Tal vez podamos retardar los efectos, pero más tarde o más tempranos siempre aparecen.

Este año hemos tenido la gran oportunidad de ver los efectos del Photoshop sobre la economía. Uno observa el índice de precios informado por el Indec en el diario, pero cuando va al supermercado el índice es otro.
Las cuotas de los colegios, y ahora de las prepagas, tienen un valor para el índice de precios (IPC), pero otro para el bolsillo, ya que para este último caso se autorizan cobrar mayores costos que no son considerados por el Indec.
La carne tiene precios indicativos, claro si se la consigue a dichos precios. En caso contrario pagamos el precio del mercado, que es el real.

Como vemos no solo las modelos pueden ser retocadas por el Photoshop, también la economía, aunque la realidad sea otra.

Sería bueno que nuestros gobernantes dejen de lado la computadora y el Photoshop, y vayan a los libros de historia económica argentina para que lean y aprendan como terminaron todas las experiencias donde se quiso modificar la realidad. Para ello que recuerden la frase de Einstein: "Locura es hacer siempre lo mismo y esperar que el resultado sea distinto"

La modelo saldrá linda en la revista, pero al final no puede detener el paso del tiempo. Lo mismo nos va a pasar a nosotros cuando descubramos lo que hay detrás del Photoshop aplicado a la economía, y no creo que nos vaya a gustar.


martes, diciembre 12

GOOGLE, E.MUNCH, Y MI BLOG


Me pareció excelente la creatividad de la gente de Google para combinar su logo con la pintura "el grito" de Edvard Munch, aprovechando que hoy se conmemora la fecha de su nacimiento (12-Dic-1863).

Nacio en Oslo, fue pintor expresionista. El Grito, es su obra más conocida y considerada un icono de la angustia existencial (deberíamos incluirla en nuestro escudo). Realizó muchas versiones de la misma obra.

El pintor decía que del mismo modo que Leonardo da Vinci había estudiado la anatomía humana y disecado cuerpos, él intentaba disecar almas. Por ello, los demás temas más frecuentes en su obra fueron los relacionados con los sentimientos y las tragedias humanas como la soledad, la angustia, la muerte, y el erotismo.
Se le considera precursor del expresionismo, por la fuerte expresividad de los rostros y las actitudes de sus figuras, además del mejor pintor noruego de todos los tiempos.

Un dato curioso. En los años 30 y 40 los Nazis etiquetaron su trabajo como "arte degenerado" y retiraron sus trabajos de los museos alemanes. Este hecho hirió profundamente a Munch, que se consideraba un atifascista y había llegado a apreciar a Alemania como su segunda patria.

Murió en Ekely, cerca de Oslo, en 1964. Dejó más de 1000 cuadros, 15.400 grabados, 4500 dibujos y acuarelas, y 6 esculturas a la ciudad de Oslo que cosntrutó el Museo Munch en Toyen en su honor.

Nota: la información fue obtenida de Wikipedia en español

Me uno al reconocimiento de GOOGLE reflotando mi post "El Grito"

martes, diciembre 5

EXITO: SEGUN EL CRISTAL CON QUE SE LO MIRE








¿Que es el éxito? Difícil pregunta, ya que genera más de una respuesta. Para mí es el logro de los objetivos personales. El éxito es algo personal, más allá del reconocimiento que venga de afuera. El éxito se hace público, el llamado "persona exitosa", cuando los objetivos que uno logra trascienden al resto de la sociedad.

Uno cuando se fija objetivos en la vida, los fija en función de sus valores, y difieren también en que ámbito se los va a medir. Una vez leí en un libro algo que me pareció muy interesante con respecto a la fijación de objetivos. La idea es pensar, aunque parezca humor negro, que nos gustaría que pusieran en nuestra lápida un familiar, un amigo, y un compañero de trabajo. Como nos gustaría que nos recuerden. En función de eso podemos fijar los objetivos para un orden familiar, social, y laborar o profesional.
La mayoría de las veces se considera a una persona exitosa cuando se destaca en el orden laboral o profesional, más allá que no logre los otros dos objetivos. Necesitaría otro post para escribir porque valoramos más dicho éxito. Pero no es lo que estoy buscando en este momento.

Ahora me quiero concentrar en el éxito profesional en la Argentina.
El argentino muchas veces es celoso del éxito profesional del otro. A veces para ocultar los fracasos propios, y otras veces por ideologías en contra del éxito, dado que suponen que el éxito de unos, tiene como contrapartida el fracaso de muchos, y como consecuencia de ello se genera una injusta distribución de la riqueza.

Queda claro que estoy a favor de la libre empresa y del capitalismo, y que la idea de progresismo que se quiere vender es más bien facilismo a corto plazo, pero fracaso a largo plazo (el cual nunca se muestra como la otra cara del "progresismo").

Siguiendo con esta idea, de que castigamos el éxito, nos encontramos con una gran paradoja. Resulta que está bien visto criticar la excesiva ganancia de los empresarios (más allá de lo que puede significar "excesiva"), versus la ganancia que puede conseguir gente famosa como por ejemplo Tinelli, Pergolini, o algún jugador de fútbol.
Y que cuando se habla de redistribuir riquezas a estos últimos no de los suele incluir.

¿A qué se puede deber esto? ¿Por qué, en general se asume, que los empresarios ganan a costa de los demás, y los "famosos" no? ¿Es producto de una ideología mal instalada en nuestra sociedad o que al famoso se le perdona todo ya que nos da algo a cambio; programas divertidos, goles, etc.? ¿Será que esto último se da porque el famoso es de carne y hueso, en cambio al empresario se considera un ser abstracto? ¿Nuestro problema es la falta de redistribución de riquezas, o la falta de creación de ellas?

No tengo todas las respuestas a esta paradoja, una más de este contradictorio país.


viernes, diciembre 1

UN DIA EN LAS CARRERAS

Ayer participé de un evento que me trajo gratos recuerdos de mi infancia. Fui invitado a correr en el Autodromo de Bs As en autos de carrera de la categoría Sport Prototipos, monopostos.
Al Autodromo no iba desde chico cuando mi padre me llevaba bastante seguido a fines de los '60. No recuerdo si era directivo o qué del Automóvil Club Argentino, con lo cual tenía la posibilidad de ir a toda la zona de boxes, y a la torre de control. En ese ambiente pude conocer a corredores como Copello, Pairetti, Bordeu, y otros tantos, junto con sus autos; la Liebre, el trueno naranja, la coloradita, etc.

La experiencia de ayer, más allá de los recuerdos, fue espectacular. Primero volver a los lugares transitados de chico. Segundo dar un par de vueltas como copiloto en un modelo, la Liebre 3, igualito al que usaba Copello. Y tercero poder conducir un Sport Prototipo en dicho circuito. Para quien nunca había conducido en un auto de carrera la experiencia en indescriptible, y la única forma que veo de transmitirla es mediante el video que grabe abordo de la Liebre 3 como copiloto de Juan Marangoni, piloto con varios campeonatos en su haber.



Por último, pueden ver la foto de la Liebre 3, proyecto de quien organizó el evento Marcelo C. y de un amigo de él, y del monoposto que conduje alistándome para salir a la pista.


Ahora, vuelvo a las calles de BA, y que por como se maneja, me quedo con la seguridad del Autodromo.