lunes, noviembre 6

AGUA QUE NO HAS DE BEBER DEJALA CORRER





Argentina país de riquezas. Jamás sufrió un exceso de pobreza. Es cierto que hay bolsones de pobreza, que hay chicos que mueren de hambre, pero no podemos decir que es un país pobre. No somos África.
Lamentablemente el hecho de tener un país rico, nos juega en contra. Vivimos de esa riqueza, y no de crearla. No nos permite valorar lo que tenemos, y por ende lo derrochamos. Un ejemplo.

Todas las mañanas si uno camina por las calles de la Capital Federal, salvo el fin de semana, vemos a los porteros lavar las veredas, derrochando agua por doquier. Mientras limpian dejan las canillas abiertas, y uno veo como el oro cristalino se pierde por los desagües. Total el agua es gratis, y siempre hay. Después declamamos que los extranjeros quieren apropiarse de las reservas de agua de la argentina.

Cuando uno ve lo necesario que es el agua para supervivencia del ser humano, no ya en países alejados, sino en muchas regiones del país, da pena luego ver a los porteros limpiar las veredas (cuando no están lavando autos de los propietarios).

Que nos pasa. Porque esa desvalorización. Después reclamamos al gobierno que aplique políticas para erradicar la pobreza, pero mientras tanto nosotros derramamos riqueza. Un país que siempre tuvo reservas, que nunca sufrió de escasez, que siempre espero que otro le solucione sus problemas, es difícil que pueda salir del estado en que está.
Es cierto que venimos creciendo fuertemente en los últimos años, pero tampoco nos equivoquemos. Nuevamente estamos saliendo adelante sin mucho esfuerzo. Subieron los precios internacionales, y argentina potencia. Y seguimos derrochando agua total siempre hay.

A veces nos preguntamos porque los chilenos son distintos a nosotros, y les va mejor. ¿Será porque ellos viven en una estrecha franja entre el mar y la cordillera, y no tienen las riquezas que nosotros tenemos, y por eso las crean, con lo cual valoran más lo que consiguen?

Fíjense en Japón. Una isla. Dos bombas nucleares. Sin riquezas naturales. ¿Y que es hoy Japón? Una potencia.

Hay muchos ejemplos más, mientras nosotros seguimos derrochando agua, total siempre hay.
De nada sirve tener un país con riquezas naturales, si solo sabemos consumirlas y no las reponemos. Esto solo lleva al emprobecimiento.

Crear riquezas es preferible a tenerlas, ya que estás últimas algún día se agotan, mientras que con la capacidad de crearlas será más fácil erradicar la pobreza.

1 comentario:

Horacio Aldo Cingolani dijo...

Blogar son los blogs que proponen o invitan a un mejor futuro de argentina. El tuyo lo veo como tal, y es un detalle sin importancia penser que el nuestro (o cualquier país) NO es un país más rico que otros. La riqueza la construyen las personas con voluntad, organización y trabajo. En lo del agua total acuerdo. Estoy leyendo blogs de otros ciudadanos argentinos que proponen ideas para mejorar a nuestro querido país, no importa la ideología. Esto ya nos une. Me satisface que seamos muchísimos. Este blog (es uno de los muchos BLOGARS) lo encuentro constructivo y pongo lo mío a tu voluntad: http://www.blogger.com/profile/33378315 ) Formemos una red de blogar -istas y comentaristas por el bien de Argentina. Fomentemos un gran futuro. Comentemos lo de todos, conserje@hotmail.com. Horacio