jueves, septiembre 28

GROUCHO MARX - CITAS MAXIMAS



Cuantas veces hemos leído o escuchado frases de ese genial comediante Groucho Marx. Siempre creativas, y ácidas a la vez.

La vez pasada me compre una colección de DVD de los hermanos Marx. La verdad que ni a mis hijos ni a mi mujer les pareció muy divertido. Tal vez porque están elaboradas para otra época, donde el humor era diferente (más ¿creativo?). No sé.
Igual de ahí saque la idea de hacer un test tipo "multiple choice", basándome en frases de Groucho, donde cada uno elige la respuesta en función de situaciones y/o personajes de la política Argentina que mejor se adapten a las mismas.
Acá va:


1. La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después un remedio equivocado

a. políticos
b. economistas
c. militares
d. los tres juntos


2. Estos son mis principios. Si a usted no le gustan, tengo otros.

a. Eduardo Lorenzo Borocoto
b. Gobernadores Radicales
c. Ex duhaldistas y ex menemistas
d. plata, plata, y más plata


3. Nunca olvido una cara. Pero en su caso haré gustoso una excepción.

a. Graciela Fernandez Meijide
b. Antonio Cafiero
c. Saul Ubaldini
d. Otros grandes políticos que queremos olvidar


4. La televisión ha hecho maravillas por mi cultura. En cuanto alguien enciende la televisión, voy a la biblioteca y leo un buen libro.

a. Tinelli y su cultura
b. El ranking
c. Los canales de aire
d. Todas son validas


5. La próxima vez que lo vea, recuérdeme no saludarlo.

a. De Kirchner a Menem
b. De Duhalde a Menem
c. De Duhalde a Kirchner
d. Los tres juntos y sus mujeres


6. Jamás aceptaría pertenecer a un club que admitiera como socio a alguien como yo.

a. el poder ejecutivo
b. el poder legislativo
c. el poder judicial
d. nuestros empleados que conforman los tres poderes mencionados


7. A quien va usted a creer, ¿a mí, o a sus propios ojos?

a. el índice de precios que pública el Indec o los precios del supermercado
b. las encuestas sobre la imagen de los políticos o lo que Ud. piensa por lo bajo
c. el nivel de pauta oficial en los medios según su postura crítica
d. toda la desinformación en la argentina


8. ¿Servicio de habitaciones? Mándenme una habitación más grande.

a. La familia presidencial en el Four Seasons de New York
b. Juan Manuel Palacios (sindicalista del grupo de Moyano) en su estancia millonaria
c. Las propiedades de los políticos nunca declaradas
d. El proyecto de préstamos hipotecarios para inquilinos


9. Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente.

a. D'Elia
b. el típico argentino opinólogo
c. los sindicalistas
d. todos ellos


10. O usted se ha muerto, o mi reloj se ha parado.

a. Alfonsín participando en política
b. Luis Barrionuevo
c. Julio Grondona manejando la AFA
d. Y muchos más que no quieren abandonar sus beneficios






Espero que no haya podido responder ninguna de las preguntas, caso contrario la Argentina tendrá el mismo epitáfio que Groucho más de una vez recitó: "Perdonenmé que no me levante".

jueves, septiembre 14

GRATIS

Muchas veces hay discusiones entre individuos las cuales no pueden profundizarse ya que la definición del concepto por el cual discuten difiere, entre ambos. Tampoco es fácil ponerse de acuerdo con la definición del concepto.
Veamos por ejemplo la palabra Gratis.
Esta palabra viene del latín, y significa "que no hay que pagar por el bien o servicio". O sea sin cargo.




Acá ya empezamos con un error conceptual. En realidad, es sin cargo para quien recibe el bien o el servicio. Si yo invito a comer a un restaurante a un amigo mío, y yo pago la cuenta, la comida a él le salió gratis. Pero yo pague su parte. Si yo hubiera tenido unos cupones de invitación, nos habría salido gratis a los dos, pero aquel que me ofreció los cupones se debería hacer cargo de la comida. Tal vez lo haga como promoción de algo, o tenga un arreglo de intercambio con el dueño del restaurante. Pero el costo de ese intercambio sigue siendo el pago por la comida.
Como vemos, en sí no existe el concepto gratis, más allá del beneficiario, pues al final alguien debe pagar.

Ahora bien, en el ámbito privado ofrecer algo gratis tiene como contrapartida infinidad de fines; ser solidario, agasajar a un amigo, marketing, etc. Y no debería preocuparnos, ya que quien lo ofrece, lo hace con su dinero.

Otra cosa es cuando el ofrecimiento de algo gratuito (o subsidios; otra forma de ofrecer algo gratis) se hace desde el ámbito público.
El estado no tiene fondos propios, los recauda de la gente, y los utiliza para intentar (o debería) mejorar la calidad de vida de todos. Ahora cuando ofrece algo gratis (o subsidios) esta beneficiando a algunos a costa de otros.
En términos generales todos pagamos impuestos directa o indirectamente (por ej. el IVA cuando compramos alimentos). Con lo cual los impuestos los pagan los ricos y los pobres (estos últimos en menor medida, pero pagan igual).
Ahora los ofrecimientos gratuitos (o subsidios) no los reciben los mismos que pagan los impuestos, o en la misma medida. Conclusión hay una obvia transferencia de fondos de unos a otros. Pero como también los fondos son finitos, los gobiernos cuando deciden dar algo gratis (o subsidios) dejan de dar otras cosas.
Por otra parte, se incrementa la demanda por ese bien o servicio gratuito, generando presiones sobre el gobierno para que dé más.

Pues bien, lo anterior, que se asume como el procedimiento normal en toda sociedad, dista mucho de ser equitativo, y eficiente. Veamos porqué en un ejemplo que grafica lo que quiero expresar.

La Universidad de Buenos Aires es gratuita. O sea la pagamos todos para que la usufructúen algunos. Ahora, ¿quien la usufructúa? El jubilado, salvo raras excepciones, no. El cartonero, tampoco. La gente que vive en barrios humildes, muy pocos. Entonces ¿quienes?
Principalmente clase media; muchos que fueron a colegios privados; y otros que la utilizan como un trampolín para la política. No parece ser una transferencia de fondos justa, y menos eficiente. Hay estudiantes que tardan más de 10 años en recibirse.

También se esta ofreciendo incentivos a ir a la universidad sin costo alguno. Aumenta la demanda de ese servicio, y por ende el mismo decae ya que los recursos se mantienen fijos.
La demanda de un bien gratis tiende a infinito, hasta que el mismo se agota. El único impedimento para no ir es o no tener ganas de ir (no es impedimento no querer estudiar), o no tener tiempo, o no tener los recursos mínimos como para poder ir (viaje, compra de apuntes, etc.). También un impedimento será la caída de la calidad del servicio, y ahí se equiparará oferta con demanda (¿será por eso que han aparecido tantas universidades privadas de buen nivel en los últimos años?).

Hay muchos que podrían pagar una cuota, otros que no pero que podrían ser becados. Acá nuevamente se confude ideología con favorecer a los que menos tienen.
Que tal si la Facultad se transformase en gratis para aquel que lo necesita, pero demuestra su esfuerzo através de un muy buen rendimiento académico. Acá la beca no sería darle algo gratis, ya que estaría "pagando" la facultad con su rendimiento.
O tal vez se podría otorgarle la beca, con el compromiso de que una vez que tenga un trabajo redituable, el la devolvería becando a alguien que también la necesite.
Como vemos habría una redistribución más justa, pero a cambio de algo.
Por otra parte todos los que pudiesen pagar, lo harían. Cuantos fondos se liberarían para que el gobierno los dedique a objetivos más urgentes e importantes.
Por otra parte no habría lugar en la facultad para el que no quiere estudiar, o el que necesita un espacio para hacer política.

Si esto lo aplicamos a todo lo que el gobierno dá gratis, o subsidia, cuanto más recursos tendría el país para destinar a aquellos que realmente lo necesitan.
La lista de ejemplos es interminable; el combustible subsidiado (en general los pobres no tienen auto); el gas (es más caro el de garrafa que usan los pobres, que el gas residencial).

No quiero seguir extendiéndome con ejemplos. No existe nada gratis. Alguien paga por eso. Y si es el estado el que ofrece algo gratis (o subsidios) le está restando recursos a otras necesidades.
Es obligación de todos nosotros cuestionar cada vez que el gobierno ofrezca algo gratis (o subsidios) más allá de que la causa sea justa. Hay que preguntar de donde salen los recursos, y si no hay otras necesidades mas urgentes o importantes que cubrir.
No permitamos la demagogia con recursos de todos, ricos y pobres, ya que esto "obsequios" que efectúa el gobierno de turno generalmente afecta más a los más pobres, ya que son los más necesitados.

viernes, septiembre 8

NATURALEZA MUERTA


Hay un viejo chiste que dice que cuando Dios creo al mundo el último lugar fue la Argentina. Por ser el último le dijo a San Pedro que pondría los mejores pastos, los lagos y ríos más lindos, una cadena montañosa que cubriera el oeste, y un mar lleno de peces que bañara sus costas del este.
Animales que proporcionaran mucho alimento, y muchas más bellezas naturales. Finalmente San Pedro le dijo, "pero Dios no estás haciendo diferencia con el resto del mundo". Ante lo cual Dios le respondió con tono irónico, " no te preocupes, todavía falta poblarlo con los argentinos".

La verdad que como chiste mucho no tiene. Es más bien una critica ácida a como somos. Y si de cuidar la naturaleza se trata, peor.
Tenemos un concepto de que como la naturaleza es de todos, nadie la cuida. He ido muchos veranos de vacaciones al sur, y otras tantas veces a pescar con mosca. Siempre he tenido que recoger basura que otros acostumbran a abandonar.

Lamentablemente cuando un lugar es de todos, nadie asume la responsabilidad de cuidarlo, y tampoco le importa el perjuicio que puede causar a aquellos que también tienen el derecho de disfrutarlo.

Es por eso que me pareció interesante compartir un video que realizo un compañero mío de colegio, sobre lo que está sucediendo con el Moreno Chico en Bariloche.




Espero que nos sirva para meditar, porque más allá de las papeleras que es un problema con otro país, o del Riachuelo que ya vamos por no se que número de plan para limpiarlo, hay lugares que no tienen tanta trascendencia, pero también los estamos destruyendo.




Pintura: Naturaleza muerta de Paul Cezanne

Foto: Lago Moreno Chico

miércoles, septiembre 6

UN PUNTO DE VISTA SOBRE EL ARTE



En un post anterior, Que es el arte, sino una provocación a los sentidos, esboce una idea de lo que es el arte. En el día de hoy salió en el diario La Nación una entrevista a John Carey, profesor emérito de la Universidad de Oxford, quien escribió el libro ¿Para qué sirven las artes?, al parecer bastante controvertido y que será editado por Siglo XXI.
Me pareció bastante interesante la entrevista, y por eso la recomiendo en mi blog (Nota).

Considero que el arte es abarcativo y subjetivo. Creo que nuestra capacidad creativa como seres pensantes no debe autolimitarse ni a crear, ni a disfrutar de las creaciones de otros.

Tampoco debemos permitir que las modas, o quienes dicen saber, nos censuren intelectualmente de tener sensaciones nuevas através del arte.
El arte no termina con lo clásico: Picasso, Van Gogh, Dalí; tampoco con Verdi, Beethoven.
Al arte hay buscarlo en cada ciudad, en cada cultura, en cada pueblo. Hay arte por doquier. Solo hay que querer buscarlo, y saber apreciarlo.

Como ya dije, el arte es subjetivo. Buscalo, disfrutalo, compartilo.

EL GRITO


El 31 de Agosto pasado se recuperó el famoso cuadro del impresionista noruego Edvard Munch "El grito", el cual había sido robado el 22 de Agosto de 2004.
Según lo que pude averiguar, existen como 50 variantes de este cuadro, ya que el autor tenía por costumbre rehacer continuamente sus obras más famosas.
Sobre el origen del mismo, Munch relato que "iba por un largo camino con dos amigos cuando el sol se escondía. El cielo se tornó de golpe de un color rojo sangre, me detuve, y me apoyé sobre una valla muerto de cansancio. Sobre la ciudad se veía sangre y lenguas de fuego acechando el color azul del cielo. Mis amigos continuaban caminando, pero yo temblaba de miedo y sentía que un enorme infinito grito se perdía entre la naturaleza".

Según algunos críticos, este cuadro representa el gesto más expresivo del arte contemporáneo para significar el gran desaliento que el hombre moderno sentía a fin de siglo y la transición al siglo XX.
Para mí, la sensación que me causa el grito de la figura cadavérica del cuadro, es de una fuerza, que no solo afecta el contorno del mismo a través de las ondas con que esta pintado el paisaje y el cielo, sino también al ejecutor del grito que se tapa sus oídos ya que parece no soportar el grito que el mismo genera.

¿A que se debe este pequeño baño de cultura? Es que muchas veces vemos que el arte es atemporal. Hoy por hoy es tan aplicable el espíritu de El Grito, como en la época en que Munch lo pintó.
Y nunca más actual con la sensación que hoy tengo con la Argentina. Hoy me dan ganas de gritar porque estoy harto.

Harto de que siempre haya una sociedad dividida, y que todos colaboremos para que esto siga.
Harto de que la política sea un medio para el bien del gobierno de turno y sus amigos (dentro y fuera), y no para el bien de la sociedad.
Harto de una justicia que confunde la lógica. Hoy leí un fallo donde una mujer acusada de vender drogas a la salida de un colegio, tendrá prisión domiciliaría ya que hay que privilegiar el cuidado de sus hijos. ¿Y quien privilegia a aquellos chicos a quien esta buena señora le vendía drogas?
Harto de ver a grupos antinorteamericanos en nuestro país, que llegan al extremo de levantar banderas del Hezbollah, terroristas cuya participación en los atentados a argentinos en la embajada de Israel y en la AMIA no se descarta, para demostrar su odio con los aliados de USA.
Harto de que haya marchas por derechos humanos buenas y otras malas.
Harto de la mala información que se le hace llegar a la gente, para poder dominarla.
Harto de que en un país, con interminables riquezas, sigan muriendo chicos de hambre, y que los gobiernos no tomen las medidas para que esto no solo no suceda ahora, sino que tampoco en el futuro.
Harto de las presiones del gobierno, de los DÉlias, de las barras bravas, de los que piensan diferente.
Harto de la intransigencia, la intolerancia, y la falta de solidaridad bien entendida.
Harto de que la ideología nos tape el cerebro, y no podamos buscar el camino para un mejor país.
Harto de estar condenando nuestro futuro, por un pasado que no queremos superar.
Harto de ver como hay políticos que tienen un patrimonio, luego de haber estado toda su vida en la función pública/partidaria, muy difícil de alcanzar de haberse desarrollado en la función privada.
Harto de.........................

Y sigo harto.....pero "El Grito" me permite descargar la bronca, y ponerme a pensar por un futuro mejor.
No creo que esto llegue a quienes corresponda. No importa. Por lo menos se sobre lo que tendré que pensar. Me gustaría separarme más de la realidad de nuestro país al escribir en mi blog, y pensar en otras cosas. Lo intentaré, pero cada tanto permítanme que GRITE.