martes, mayo 9

QUE ES EL ARTE; SINO UNA PROVOCACION A LOS SENTIDOS


Su cara lo decía todo. Ojos bien abiertos. Boca bien abierta. Toda una expresión de asombro ante una realidad que parecía irreal, fantasiosa, que bombardeaban constantemente sus sentidos, elevándola de su butaca para que su mente viajara al ritmo de las acrobacias.
Así estaba mi hija Belén de 9 años, el sábado pasado, cuando fuimos a ver Saltimbanco del Cirque du Soleil.

No era la única y era difícil ser indiferente ante esta versión de circo sin animales y sin pista de arena. O tal vez los animales fueron reemplazados por verdaderos atletas, dominadores de la fuerza de gravedad, quienes parecían detener el tiempo durante sus actos.

Pero no era un circo. Yo no lo snetí como tal. El ambiente invadido por movimientos coordinados; una coreografía generosa; música y voces en vivo, y vivas; luces de todos los colores del arco iris y más; vestuario arlequinesco; y un mensaje de alegría, transformaron ese circo en un verdadero arte. Una autentica provocación a los sentidos.
En cada acto había actores primarios y secundarios, generando entre todos un ambiente que nuestros sentidos no lograban abarcar. ¿Me concentro en los acróbatas?, ¿en los payasos/gimnastas que pululan por el resto de la pista?, ¿o en los excelentes músicos en vivo?

Dicen que están por reemplazar Saltimbanco por otro show más nuevo, y aprovecharon el final de este ciclo, para una gira por lugares todavía no visitados por esta mega empresa que también cotiza en bolsa. La verdad no importa ser los últimos en participar de este show, ya que a partir del cálido reconocimiento que recibieron, durante y al final del show por todo el público, y considerando que casi todas las funciones fueron con carpa a full, les hará pensar en este lugar en el mundo, como un lgar con un nuevo cliente a satisfacer en el futuro. Nosotros felices ya que se agradece, más allá del costo de las entradas, la oportunidad de disfrutar de su arte.

Por ultimo algunas observaciones interesantes:

1. se aclaro N cantidad de veces la prohibición de sacar fotos con cámaras, con celulares o filmar. Nuevamente mostramos nuestra desidia frente a las normas. Varias veces (pero varias...) los asistentes tuvieron que repetirlo personalmente a aquellos que de la transgresión hacen un deporte. Deberemos seguir educándonos para ser respetuosos de las normas, sino no vayamos a estos eventos, por respeto a los demás.

2. sigue aprovechándose estos eventos para que los bienes comunes (veredas para estacionar) sean usurpadas por los estacioneros de siempre ("por $5 se lo cuido don..."), ante la mirada impávida de la policía.

3. el manejo de los riesgos. Es un show para transmitir arte, no para esperar la caída de un trapecista desde varios metros de altura para ver que le pasa. Por eso en los actos riesgosos, se los veía sujetos por cables que no interferían en sus actos, pero que reducían el riesgo de caídas mortales como en los viejos circos. Considero esto un total sentido de profesionalismo. Vienen a mostrar su destreza, no la inconciencia del riesgo de muerte. Igualmente, dada la calidad de los atletas, nos hacian olvidar que estaban atados, y provocaban el asombro general.

Obviamente lo recomiendo.

1 comentario:

tek.o dijo...

parece ser fantástico.
quanto a lo de los estacinamenteros, es parte de la naturaleza humana sacar-se provecho de situaciones como esa!