martes, mayo 16

BOB MARLEY Y LA LIBERALIZACION DE LA DROGA PARA USO PERSONAL


La semana pasada se cumplió 25 años desde la muerte de Bob Marley, el rey del reggae, quien hizo de este estilo de música un culto. Muchas veces ligada a la marihuana, a la libertad, y a la religión. Un real embajador de la cultura rasta, ya que sus seguidores utilizan por doquier los colores que la identifican (verde, rojo, amarillo y negro) en pulseras, gorros, bolsos, etc.

Pero no voy efectuar un homenaje a Bob. No porque no se lo merezca desde el punto de vista del fenómeno musical que fue, si no que la idea es resaltar que también en esta semana salio otro fallo a favor de la despenalización del consumo y tenencia de drogas para uso personal.

Dos fenómenos sociales se vuelven a cruzar después de 25 años. Uno es y será un mito. El otro un tema a resolver.
¿Pero como?

No soy experto en el tema pero quiero poner a consideración algunas ideas para cuando se quiera buscar una solución en serio.

1. Los derechos individuales: cada uno tiene derecho a hacer lo que quiera siempre y cuando no afecte derechos de terceros. Pero como podemos garantizar que una persona no afecte a otra bajo los efectos de la droga. No hay forma hasta donde yo sé.

2. Coherencia: no me voy a explayarme sobre la nocividad de la droga. Hay extensos tratados sobre el tema. Ahora, el acohol en exceso, también es perjudicial para con terceros. Porque prohibimos una sí y las otras no. Hay paises que el beber con exceso está penado. Acá parece que no, o por lo menos en la práctica.

3. Delito: no está comprobado que liberando el consumo para uso personal se reduzca el delito. En la mayoría de los casos donde detrás de un delito, hay droga, no es porque el implicado la quiera utilizar para consumo propio. Además, ¿es menos delito llevar un envoltorio con marihuana, que uno con una pistola? ¿Como sabemos de antemano cual será el uso final de ambos?

4. Hipocresía: hay mucha gente, políticos, periodistas, músicos, etc., que mantienen una postura, a favor o en contra, más para quedar bien, que porque realmente analicen el tema en forma despersonalizada. Por sí o por no hay que jugarse pero sin ataduras ideológicas.

5. Negocio: la droga libre o no seguirá siendo negocio mientras haya gente dispuesta a consumirla. Pasó con la bebida ante y después de la ley seca en USA. No busquemos una solución pensando en esto. Además si baja el precio por liberalizarla, debería subir la demanda.

6. Educación: salir de la ignorancia en cuanto a los efectos de la droga, buscar las causas de porque una persona se droga, y actuar sobre las mismas, es más efectivo que discutir la legalización o no. Solo tiene que haber compromiso para hacerlo.

Por todo esto, discutir marihuana libre o no es un slogan. Es como el tero, grita en un lado pero esconde los huevos en otro.
Hoy en la argentina discutimos si liberamos la droga o no, pero cuando hay que analizar las causas de la drogadicción nos vamos silbando bajito.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Coincido con vos cuando planteas la necesidad de conocer mas acerca de las drogas para poder encontrar respuestas, es un tema muy complejo y del cual hay mucha literatura.
Me atrevo a decir que existe una variedad extensa de psicofármacos y que en particular la marihuana, en relación a terceros, es el mas inocuo. Esta probado que el abuso de la misma lentamente consume la capacidad comprensiva racional y potencia la sensibilidad de las personas, finalmente dependiendo de la personalidad de cada uno, puede que velozmente derive en depresión.
El pobre Bob pertenecía a una religión que según su tradición y sus antepasados (aborígenes etíopes) consideraban esta hierba sagrada, pero bueno cada ser humano hizo, hace y hará su propia interpretación y justificara su consumo seguramente en argumentos que nada tienen que ver con los de Robert Nesta Marley.

Gus dijo...

bien por el counter !!

moni montesinos dijo...

deberian liberalizarla a la droga!
de todas maneras lo seguiran haciendo!
el problema es que los que hablan no saben el porque de esas personas , es decir el porque lo hacen!
el como se sienten!
grande bob!!


beso♥

Anónimo dijo...

En el punto UNO, aplicaste una teoria casi igual a la de Kant. El dice que la felicidad tiene un límite, porq así decirlo. Y que no debes hacerle a tu prójimo lo que no te gusta que a tí te hagan. Pero es verdad lo que decís, o al menos yo interpreté de que cómo se puede estar seguro de que se puede llegar a hacer un bien bajo el efecto de la droga? No conozco muy bien ese ambiente, no soy del palo, como se dice; pero por lo que conozco y por lo que estudie, la marihuana es una droga que "calma" a las personas, no las hace violentas, las "atonta" de alguna forma. Si eso es verdad, no veo ninguna maldad, pero uno núnca sabe. Todo lo que modifique el estado natural humano, siempre tiene sus concecuencias, más allá de las físicas para uno mismo, socialmente también.