lunes, abril 24

VIOLENCIA I

Cuando se rompe la cañería de agua de la cocina lo primero que hacemos es evitar que se inunde la misma, o el resto de la casa. Lo primordial es evitar que se extienda. Luego veremos cual sera la causa que la originó. Si nos ocupamos de la causa, cuando la descubramos lo más probable es que tengamos que salir buceando.
La causa es importante, pero los efectos son urgentes.

Mucho se ha dicho sobre la violencia. Que si bajar la edad de la imputabilidad, si ser mas garantista, que primero hay que educar, que la pobreza............., etc. Todo teñido de una ideología, tanto de derecha como de izquierda, que lo único que logra es cegarnos en la búsqueda de la verdad.

Pero que es la violencia. Segun el dicciónario de la Real Academia Española uno de sus significados es "Acción violenta o contra el natural modo de proceder". También podemos decir que es un comportamiento deliberado que resulta de daños físicos o psicológicos a otros seres humanos. Generalmente se la asocia con agresión; acto contrario al derecho de otro.

Hoy la violencia en nuestro país está tan metida en la sociedad, que a veces solo la distingimos cuando hay una muerte, o cuando se enfrentan barras bravas.
También existe cierto grado de sorpresa, o hipocresía, cuando suceden actos que nos sorprenden como la aparición de centros de trabajo en niveles de esclavitud.

Por otra parte de a poco nos vamos adaptando a los nuevos niveles de violencia. Es como cuando se cocina una rana. Se la pone viva en una olla con agua, y a fuego muy bajo. Así se va acostumbrando, no se estresa, y cuando quiere darse cuenta ya esta lista para el plato.
Nosotros todavía nos podemos sorprender cuando nos damos cuenta del nivel de violencia alcanzado. La pobre rana no.

Como ya dije podemos armar un congreso sobre las causas de la violencia, que dure una semana, y no creo que nos terminemos de poner de acuerdo en las conclusiones. Pero lo que podemos asegurar es que la violencia está, que la violencia genera más violencia, y que termina tomando vida propia tornandose inmanejable.

Es por eso que hoy nos urge trabajar sobre los efectos. No descuidemos el análisis de las causas, pero el agua ya llegó al resto de la casa.

Nota: la foto que acompaña esta nota, es de la La Nacion del 18/06/06, en un piquete en el obelisco. Las que tienen los palos amenzadores son chicas adolescentes.

2 comentarios:

Mer dijo...

De acuerdo con el artículo.
Y un detalle más de la foto...mientras que los piqueteros amenazan con sus palos y nos niegan nuestro derecho de circular por la calle, los cuida la policía.

Anónimo dijo...

Para un gobierno populista, encabezado por un presidente patotero y corrupto como Kirchner el orden es equivalente a represión y la los derechos de los ciudadanos son siempre subalternos de los derechos de estos delincuentes llamados piqueteros.